19.11.10

30.

Acuérdate de que mañana tenemos un plan. Timbras a y cuarto y te abro a y media. Mientras, puedes ir pensando en lo que me vas a decir al verme y en lo que me propondrás después. A mi eses quince minutos me servirán para recogerme el pelo de la forma más absurda de la tarde. Lo que pase cuando te abra la puerta y pases, es algo que incluso la vecina de enfrente desconoce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario