2.4.11

55.

Sé que no vas a decir que no. Proponga lo que te proponga. Vas a coger las llaves de encima de la mesita oscura y echarle la mano a la cazadora. El paraguas ya está dentro del coche y por el dinero no hay problema. Lo pongo yo. Sé que si te digo que en diez minutos en la puerta, vas a estar. Las llaves ya están en el contacto y la cazadora en el asiento del copiloto. Te encanta que te grite por no ponerla atrás desde un primer momento. Las llamadas perdidas ya empiezan a figurar en la pantalla de tu nuevo teléfono y tu solamente subes el volumen y te ríes cantando como un loco. Sabes que vas a llegar tarde a propósito, pero que vas a llegar. Nos esperan allí, y vas a aceptar en cuanto te lo diga. Nada más lance tu entrañable cazadora al asiento trasero junto con mi bolso. No vas a negarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario