15.3.12

135.

-¿Por qué tienes que cambiarle el sentido a todo? Lo haces demasiado complicado, de verdad
-¿A qué te refieres?
-Pues a que te complicas la vida dándole posibles vueltas a cosas que se entienden a la primera. Barajas opciones de vida y las consecuencias que estas derivan sin pensar en que a lo mejor todo es más fácil si no lo piensas. No se si me estoy explicando pero a dónde quiero llegar es al final
-Si, claro. Como con todo
-Vamos a ver, no me refiero a nuestro final pero si al final de tu complicado espacio
-¿Cómo?
-Te lo he dicho. Son demasiadas cosas, relájate y acuérdate de que pensar, normalmente, no es bueno
-No, no quería recalcar tu respuesta si no que me repitieses el principio de tu frase. Has dicho nuestro final
-¿Y qué tiene de malo?
-Desconocía que ya estábamos dentro de ese bucle momentáneo en el que tus asuntos y los míos son de los dos
-Tranquila, las cosas seguirán como hasta ahora. Te lo prometo
-¿De verdad?
-¿Te he mentido alguna vez?
-Pues claro que si y lo sabes

Aguantaron la mirada unos segundos, tiraron con los guiones al suelo entablado y giraron la mirada hacia el frente. Esperaban una respuesta por parte de su director, a poder ser positiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario