10.11.12

187.


-Póngame otra
-Señorita...
-¿Necesita que le muestre que aún queda dinero de mi cartera? ¿Mi identificación, tal vez?
-No, ese no es el problema. Llevo sirviéndole copas de White Horse con menta desde hace una hora
-¿Entonces? ¿Se le ha acabado el importado? Puede innovar, se lo permito. Póngame otra, creación de la casa esta vez

Introdujo la mano en su bolso y encontró la cartera. A espaldas del camarero, la abrió y recontó los billetes que guardaba. Con aquello, no siendo mucho, todavía tenía para alcanzar la media noche en el bar.

-No me hago responsable de que su sabor le choque con el agrio y mentolado de lo que estaba tomando antes
-Descuide, el sabor no es problema

Teniendo en cuenta la advertencia, intercambió cuatro de sus papeles verdes por el líquido, del mismo color, que el hombre le tendía en un vaso ancho. Con un hielo. Al rato, se encontraba escupiendo el trago sobre la barra del establecimiento.

-Oiga ¿que basura es esta?
-¿No le gusta? Es una creación de la casa, y de las mejores, pero si al final el sabor si que le importa... puedo devolverle sus billetes
-O puede prepararme algo que no haga vomitar incluso a las ratas
-¿Le gustaría pasar y servirse usted misma?

No hay comentarios:

Publicar un comentario